Inmueble
La vivienda unipersonal

La vivienda unipersonal

Las grandes transformaciones que ocurren a nivel global, como el desarrollo de nuevas tecnologías y el veloz crecimiento demográfico, entre tantas otras, producen importantes modificaciones políticas, sociales y culturales, dando origen a nuevas formas de vivir, prácticas sociales, laborales y modos de habitar.

Actualmente hay un número importante de individuos, jóvenes en su mayoría, que prefieren vivir solos, requieren de una vivienda unipersonal que se adapte a sus necesidades y estilo de vida. Los hogares unipersonales se definen como aquellos hogares compuestos por una sola persona o single.

Se trata de hombres y mujeres, solteros, en pareja, separados, divorciados o viudos que viven solos. Los expertos identifican una vivienda de 40 a 60 metros con dos habitaciones como mucho, espacios amplios capaces de adaptarse a diferentes usos como salón y trabajo y cocinas abiertas.

También se señala la importancia creciente de la terraza, evidenciada por la pandemia y un menor interés en el estacionamiento, ya que muchos de los singles no tienen coche propio.

Su progresión supone uno de los mayores desafíos para un sector inmobiliario que debe ser capaz de responder a sus demandas más allá de reducir la superficie de la vivienda.

Los hogares unipersonales necesitan de más vivienda en alquiler, más móvil, más flexible, con preferencia en el centro acorde a su estilo de vida y de diversas tipologías y precios.

La problemática consiste en que este requerimiento se ve condicionado por los costos de los inmuebles, que se potencian por la demanda y la falta de espacio para la construcción en las ciudades, además de que las unidades no presentan las características de flexibilidad solicitadas.

Los expertos señalan que todo pasa por un cambio de paradigma, por entender la vivienda como un servicio y no como una propiedad. Sin embargo, disponer de una vivienda con un precio mensual razonable no sólo no es malo, sino que es positivo para una generación en constante movimiento, para una generación marcada por el homeoffice dispuesta a cambiar de lugar de residencia en cualquier momento.

Existe el optimismo generalizado sobre la viabilidad del coliving para atender la demanda de la vivienda unipersonal y de otros colectivos, pero no tanto respecto a un desarrollo rápido del modelo. Los hogares unipersonales son una potencia en todo el mundo, es por ello, que representa para los propietarios, arrendatarios e inmobiliarias una oportunidad de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *