Noticias
Aconsejan transferencia de potencial

Aconsejan transferencia de potencial

En desarrollo urbano existe una figura que, actualmente, está desperdiciada en la Ciudad y que podría ser de gran utilidad: la transferencia de potencial.

¿Que en qué consiste?

Se trata de la capacidad de poder “trasladar” los derechos que tiene un terreno, como el coeficiente de uso de suelo (CUS) o la densidad, a otro.

Por ejemplo, si en un predio de mil metros cuadrados se tiene un CUS de 2.0, se podrían hacer ahí 2 mil metros cuadrados de construcción.

Con la transferencia de potencial, este “derecho” se podría trasladar a otro lote.

Así, la superficie a edificar en el segundo predio aumentaría en la misma medida que se reduciría en el primero.

La transferencia de potencial podría ser útil, por ejemplo, en los inmuebles con valor artístico, histórico, ecológico, cultural o social, como los del Barrio Antiguo.

El propietario podría pasar los derechos de esa propiedad a otra.

Así se logra un ganar-ganar tanto para el propietario como para el bien raíz, afirman los especialistas.

El dueño hace uso de sus derechos en otro lote que no esté protegido, y el inmueble artístico o histórico se conserva.

“Ese potencial se convierte en un objeto independiente del suelo y por lo tanto lo puedes mover”, explica Myrna Benavides.

La directora de Manglar Consultores dice que si se tiene algo valioso, como una escultura, una pirámide o un árbol, se separa el potencial del suelo y se lleva a otro lado.

http://www.magnoeventoinmobiliario.com/conferencias.php

La transferencia es útil cuando se quiere proteger una zona para que no se densifique o se construya, coincide Maricarmen Elosúa.

“(Puedes) transferir el potencial a una que quieras que sí se revitalice y crezca”, puntualiza la urbanista.

Para hacerlo, agrega, debe haber una ley y un plan de desarrollo urbano que indique en qué zonas se puede “mover” un potencial.

De acuerdo con Benavides, esto ya es posible hacerlo en Jalisco.

En Nuevo León, la normatividad es insuficiente.

“La ley actual de desarrollo urbano (del Estado) habla en un artículo que dice que se pueden transferir densidades, pero nada más.

“No te da reglas, ni en qué casos, si pagas o no, cómo se registra, no está bien definida”, dice Benavides.

La transferencia de potencial sería también útil para los predios inclinados.

“No dejas a los dueños de los terrenos en pendientes sin patrimonio”, dice Benavides

Fuente: El Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.