• 55 4984 4441
  • mercadotecnia@lgc.com.mx
Noticias
Preocupa por sismos estructura hospitalaria

Preocupa por sismos estructura hospitalaria

http://bit.ly/premiosinmobiliariosYglobalconsulting

Los daños que provocó el sismo del 19 de septiembre en la infraestructura hospitalaria revelan que el desempeño de estas estructuras “está por debajo de un estándar aceptable”, concluye el estudio Sismicidad y Seguridad Estructural en las Construcciones: Lecciones Aprendidas en México.

“(Esto) a juzgar por el número de centros de salud que suspendieron actividades en forma total o parcial, ante un sismo que produjo aceleraciones en el rango de lo considerado por los reglamentos”, según el estudio publicado en la Revista de Salud Pública de México por el Instituto Nacional de Salud Pública.

De acuerdo con el análisis, 33 hospitales de la Ciudad de México del ISSSTE e IMSS registraron daños tras el sismo del 19 de septiembre; de ellos 8 tuvieron afectación grave, 14 media y 11 sufrieron daños menores.

Para Gustavo Oláiz Fernández, coordinador general del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la Facultad de Medicina de la UNAM, lo que sucedió con estos 33 hospitales evidencia incumplimiento en los de códigos de diseño.

“Un hospital no puede sufrir daños graves. Es decir, el código de construcción de un hospital debe ser casi como el de una central nuclear”, indicó, tras la presentación de la investigación.

Según el análisis, en el que participaron expertos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, para el diseño sísmico se establecen en forma implícita o explícita ciertos objetivos de desempeño de las estructuras ante la distinta intensidad del temblor.

www.lgc.com.mx

“Para un sismo de intensidad elevada y poco frecuente, la estructura (una casa u oficina) debe mantenerse en pie para garantizar la vida de sus ocupantes”, se expone en el documento.

“Un hospital, en cambio, es una estructura que debe mantenerse operando aún después de un sismo de gran intensidad para poder atender a los heridos y con ello salvar muchas vidas”.

Eduardo Lazcano, director ejecutivo del Centro de Investigación en Salud Poblacional del INSP, planteó que es necesario garantizar la calidad de las construcciones porque sino se atenta contra la salud de las personas.

“Con las nuevas reglamentaciones de calidad de las construcciones no debería de observarse estos daños en las estructuras de salud. Son algo muy estratégico que, eventualmente, debe de salvarse y en primera instancia, casi como de seguridad nacional, velar por la calidad de esas construcciones”, comentó.

De acuerdo con el artículo, algunos de los vicios de diseño y construcción de las estructuras que dieron lugar a muchos daños y colapsos en el sismo de 1985 no han podido erradicarse con las consecuencias conocidas.

Según el artículo, la edad de las construcciones y la posible acumulación de daño son aspectos que no están considerados en los reglamentos y que deben evaluarse y normarse.

Fuente: Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *