• 55 4984 4441
  • mercadotecnia@lgc.com.mx
Noticias
Precios de vivienda no han caído pese a sismos: BBVA

Precios de vivienda no han caído pese a sismos: BBVA

Pese a los sismos de septiembre que golpearon al sureste y centro de México, los precios de la vivienda en el país no han caído, señala BBVA Bancomer. En su análisis y perspectiva semanal, Samuel Vázquez, economista principal del banco, explica que, con base en el índice de precios que publica la Sociedad Hipotecaria Federal, del 2005 al 2017 los precios de la vivienda no han caído y promedian un avance anual de 5.4 por ciento.

“En este lapso la apreciación de la vivienda ha ido desde 2.6 hasta 8.4% como máximo. Esto indica que, si bien hay excepciones, en general las viviendas han ganado cada año 5.4% de valor nominal en promedio”, expone.

En este sentido, su estimación es que al cierre del 2017 la apreciación de la vivienda sea de 5.8%, mientras que para el 2018 se sitúe ligeramente por arriba de 6% en términos anuales.

INFLACIÓN MÁS ALTA ES ESPORÁDICA

Destaca que si bien la inflación se ha incrementado significativamente y hoy supera la apreciación de la vivienda, este fenómeno es muy esporádico y, en una perspectiva de largo plazo, las viviendas se aprecian por arriba de la inflación.

“Por esta razón, tomando en cuenta que existen excepciones, consideramos que en general una vivienda seguirá siendo una opción relevante de inversión de largo plazo. Más aún si esta adquisición se realiza mediante un crédito hipotecario bancario, dado que las tasas aún siguen siendo muy atractivas, pese a que la política monetaria subió el costo del dinero. La tasa promedio ponderada que ofrece la banca comercial está alrededor de 11%, junto con los montos otorgados, es la mejor opción del mercado”, dijo.

www.remax.com.mx

Samuel Vázquez mencionó que la mayoría de las familias mexicanas tiene su vivienda como el activo de mayor valor económico de su patrimonio, por lo que es normal que este valor crezca o al menos no se deteriore al paso del tiempo.

Además, afirmó, desde la perspectiva del sistema financiero, es relevante que las viviendas mantengan su valor, dado que son la garantía de los créditos hipotecarios.

“Cuando una familia planea adquirir una vivienda, también es de su interés conocer si esa inversión, que puede ser la de mayor monto que ha realizado, tendrá un rendimiento positivo”, señaló.

MÁS APRECIACIÓN, EN CIUDADES MÁS POBLADAS

El economista de BBVA Bancomer indicó que México es un país con una amplia diversidad en muchos aspectos, y que el mercado residencial forma parte de esa heterogeneidad, por lo que los ritmos de la apreciación de la vivienda son más acelerados en ciudades con mayor población que en las de menor densidad poblacional.

“Nuestros estudios revelan que las zonas con alta apreciación son donde existe mayor actividad económica, pues las familias buscan estar cerca de los centros de trabajo. Por supuesto, el tamaño de la oferta también influye en la apreciación”, refirió.

Vázquez añadió que, en los últimos años, los costos de la construcción residencial se han incrementado, lo que ha llevado a un alza de los precios. “Por ejemplo, al cierre del tercer trimestre del 2017, los precios al productor para esta actividad aumentaron 9.5% en términos anuales. Insumos como el cemento y el concreto han tenido los mayores incrementos en conjunto con el alquiler de maquinaria. Aunado a lo anterior, el incremento en la tasa de referencia del Banco de México ha llevado a que el costo de financiamiento a la construcción también aumente”.

No obstante, expuso que la buena noticia es que gracias a la competencia en el sistema financiero, las tasas de los créditos tanto a la construcción como a las familias que buscan adquirir una vivienda no han reflejado los aumentos de costo de fondeo en su totalidad.

Fuente: El Economista

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *