15 noviembre, 2018

Llega a Bolsa primer Fibra de bodegas self-storage

www.lgc.com.mx

Fibra Storage se convirtió en el primer fideicomiso de bienes raíces de América Latina enfocado al negocio de bodegas de auto-almacenaje en renta en colocar un monto de $270 millones 860,791 pesos en su oferta pública inicial en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El destino de estos recursos será utilizado para la adquisición de dos inmuebles ubicados en Cuajimalpa y Lerma, así como el desarrollo de otros activos inmobiliarios. Actualmente el Fibra tiene un portafolio con 14 activos inmobiliarios que requieren una inversión de 500 millones de pesos para poder completarlos: 2 de ellos estabilizados, que corresponden a propiedades localizadas en las sucursales de Vasco de Quiroga y Lerma.

Además, cuatro -Universidad, Tlalpan 949, Del Valle y Cuajimalpa- se encuentran en proceso de estabilización; tres más en están en construcción, que son las sucursales de México-Tacuba, Bahía de Santa Bárbara y Revolución, y finalmente 5 terrenos, portafolio que en total suma un área de 97,515 metros cuadrados (m²), traducido en aproximadamente 9,643 bodegas, mismas que podrían estar completas para 2020.

En conferencia de prensa desde la Bolsa, Diego Isita Portilla, director general de U-Storage detalló que este tipo de negocio tiene un potencial muy grande de expansión gracias a la diversificación de sus clientes, que pueden ser desde personas físicas como morales, una oportunidad de mercado que puede tener todo el país como está sucediendo en Estados Unidos.

“Nuestras estimaciones es que una ciudad como la Ciudad de México, que tiene un dinamismo en crecer verticalmente, con departamentos cada vez más pequeños, en promedio de 60 u 80 m², son departamentos que no tienen ni siquiera closet para guardar los bienes extras; este negocio es una extensión permanente de la casa. En ese sentido, el tamaño del negocio en México estimamos deberían de existir de 25 a 30 sucursales por cada millón de personas”, explicó el directivo.

Isita Portilla destacó que si este porcentaje se extrapola al área metropolitana de la Ciudad de México, el resultado sería de 550 a 700 sucursales de mini bodegas, lo que puede dar idea del tamaño de esta industria.

Agregó que los costos de renta son muy accesibles, porque la gente sólo paga el espacio que necesita, que puede ser entre 3 o 4 metros con un costo de 800 a 900 pesos al mes. Con esta oferta además de solucionar los problemas de espacio, se mejora la calidad organizacional de la vivienda al no comprometer el espacio de convivencia

“Este es un nicho que se va a expandir a toda la República, sin embargo nosotros vemos que en un corto plazo la mayor demanda se encuentra en la Ciudad de México y en aquellas ciudades de cuando menos un millón de habitantes”, puntualizó.

lgcrealestateschool.com

Más que una emisión chica

El negocio de U-Storage es el self-storage o mini bodegas, que busca ser una extensión de la casa o el negocio para que las empresas y las familias, puedan encontrar espacios donde guardar sus pertenencias.

Su debut en la bolsa como Fibra, el mejor vehículo que consideraron para institucionalizar su inversión, ha sido la más pequeña que ha llegado al mercado de capitales en los últimos 15 años, por un monto de 270 millones de pesos.

Sin embargo, no se trata de una cosa menor cuando sus inversionistas han encontrado un mercado tan grande a escala que es incluyente, pues lo mismo puede tener clientes de Amazon como comerciantes, emprendedores y familias.

“Teníamos qué crear el instrumento; este tipo de Fibras está en un nicho que no existe,a quí no es como el modelo de las otras fibras que pueden crearse ponerse a comprar inmuebles que ya están estabilizados. Aquí nosotros somos una Fibra especializada en un sector que, por poner en contexto, en Estados Unidoshay más de 54,000 sucursales de self-storage, tres veces más que agencias de coches, los activos inmobiliarios son más grandes”, detalla Diego Isita.

Abundó que esta colocación se realiza porque en México se presenta una oportunidad tan grande para desarrollar ese productos con ayuda del vehículo institucional, que tendrá un crecimiento muy importante.

Por su parte, José Oriol Bosch, director general de la BMV, explicó que esta Fibra tiene un modelo de negocio muy interesante, con un buen potencial de crecimiento a escala, con una visión que embona en los intereses de la Bolsa.

“Fibra Storage es un claro ejemplo de los paradigmas que hemos mencionado de que para venir a la Bolsa tiene que ser una empresa muy grande, o para invertir se tiene que ser un inversionista con muchos recursos. En los últimos 15 años esta ha sido la colocación más pequeña que hemos tenido y ayuda a desmentir. Lo que queremos es empresas que quieran ser grandes”, enfatizó Oriol Bosch.

Fuente: Centro Urbano

Comments

comments