• 55 4984 4441
  • mercadotecnia@lgc.com.mx
Noticias
Tardan obras hídricas del NAICM

Tardan obras hídricas del NAICM

http://bit.ly/premiosinmobiliariosYglobalconsulting

Las obras planteadas para preservar la función del Lago de Texcoco como regulador de tormentas intensas en el Valle de México se han retrasado o pasan por irregularidades a cargo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), indican reportes de la Auditoría Superior de la Federación.

“El retraso en las obras y servicios, con el consecuente incremento en sus costos, explican por qué no se ha logrado subsanar el problema de las inundaciones en el Valle de México, por lo cual prevalece la falta de capacidad para el desalojo pluvial”, indica la auditoría 412 de la cuenta pública 2016.

El proyecto de obras hidráulicas para el Nuevo Aeropuerto comprende el mejoramiento de la infraestructura hidráulica en la zona federal del Lago de Texcoco, con diversas obras en proceso que tienen como objetivo mantener la capacidad de regulación, pero éstas presentan una serie de dudas, indican las auditorías.

En conjunto han sido ejercidos 24 mil 260 millones de pesos, en su mayor parte a cargo del Fideicomiso 1928, con obras en las que la ASF planteó diversas observaciones.

En el Túnel Chimalhuacán II, a la fecha de la revisión, noviembre pasado, el contrato de obra pública se encontraba suspendido desde el 25 de mayo de 2017 derivado de las medidas de reducción presupuestal por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con un avance físico de 11 por ciento.

www.lgc.com.mx

En las obras para poner una bóveda sobre el Río de los Remedios fueron detectados 270 millones de pesos pagados sin comprobar la calidad de la tubería y los accesorios de polietileno suministrados, además de otros 34 millones cubiertos a un proveedor distinto al ofertado y que no cumplió con la cantidad solicitada.

En el túnel Churubusco-Xochiaca, fue acreditada la falta de justificación técnica y del impacto económico generado por el cambio de anillos de dovelas de un metro de ancho considerados originalmente por otros de 1.5 metros, además que se modificó en el proyecto la ubicación de siete lumbreras, sin que se respetara la distancia máxima entre sus ejes recomendada en el proyecto geométrico.

En la construcción de colectores para los ríos del oriente, la supervisora no acreditó experiencia, pero fue contratada.

Las auditorías cuestionan también las obras del Túnel Emisor Poniente II, ducto que va en paralelo al I que habitualmente se desborda en lluvias y ha causado inundaciones en Tlalnepantla y en Valle Dorado, la más reciente en agosto pasado.

Fuente: Reforma

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *