16 agosto, 2018

Sismo destapa las irregularidades del ‘boom’ inmobiliario

La venta y renta de vivienda se detendrá por unas semanas, hasta tener mayor certeza sobre las implicaciones del sismo, ya que luego se verá su impacto en los precios.

A raíz del terremoto del 19 de septiembre, la venta y renta de viviendas estará detenida temporalmente. Hasta tener mayor certeza sobre las implicaciones del sismo, ya que luego se verá su impacto en los precios.

La delegación Benito Juárez ya prohibió realizar cualquier trabajo en materia de construcciones hasta que pase la emergencia. Esta demarcación ha sido muy criticada por la entrega de permisos para este tipo de proyectos.

La demanda residencial se detendrá y hasta no tener ya una cifra oficial de los daños por colonia podremos determinar una afectación en las tendencias de precios”, comentó Armando Rodríguez, analista de Signum Research.

Rodrigo Arriega, de la desarrolladora Grupo IGS Vivienda, afirmó que tras el sismo los potenciales compradores de vivienda tendrán que “pensarlo más y esperar”.

El problema quedó al descubierto con el colapso de un edificio de departamentos nuevos en Emiliano Zapata 58, llamado Residencial San José, pues todo parece indicar que se usaron materiales de mala calidad para la edificación.

Pero podría ser peor: en el país existen más de tres mil desarrolladores de vivienda. Se trata de una industria altamente fragmentada, donde algunos jugadores nacen y desaparecen en poco tiempo.

A esto, hay que sumar que sólo existen nueve empresas que participan en la Bolsa y que, por consiguiente, deben entregar información detallada sobre sus operaciones de manera constante.

Creemos que la responsabilidad de los desarrolladores siempre tiene que ser una cuestión ética, en cuanto a usar los mejores materiales y que se hagan las cosas bien”, sostuvo Arriega.

¿SUBIRÁN O BAJARÁN LOS PRECIOS EN EL CORREDOR ROMA-CONDESA?

Jordi Greenham, director ejecutivo de Homie, firma enfocada en el arrendamiento de viviendas en zonas como la Condesa y Romadescartó que pueda surgir una alta depreciación en los inmuebles. La razón es simple: la demanda por vivir en algunas colonias es muy alta, pese a los riesgos que esto implique.

Puede que haya una variación de precios en renta hacia abajo, pero no creo que sea considerable, no superará al 10%. Será más que nada por un tema de especulación bastante temporal. Lo que pasó en 1985 duró años. Esto no va a tener repercusiones que duren más de lo que queda del año, la industria se restablecerá para principios de 2018”, indicó.

Greenham cree que tampoco habrá un aumento en los precios de los departamentos, como consecuencia a la necesidad de las personas con viviendas afectadas por mudarse, la razón: la sobreoferta.

“Los departamentos estaban mucho tiempo desocupados por los precios y gran cantidad de oferta. Creo que se va a nivelar de nuevo oferta y demanda. Esto aplica para todas las colonias afectadas, en la Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo”, declaró.

www.vivanuncios.com.mx

TRES HISTORIAS DE IRRESPONSABILIDAD Y SUS AFECTADOS

Tras el sismo de 7.1 grados resultaron afectadas varios inmuebles tanto la Ciudad de México como otros estados del centro del país. El miedo colapsó a la industria de la vivienda.

El negocio está parado, principalmente en las zonas donde ha habido un fuerte boom en la construcción de departamentos.

“La constructora que hizo estos departamentos es Operadora MonteverdeTiene cuatro años de construcción. Yo vivo en el 202 y se cayó el techo, las paredes se cuartearon en cruz, se cayó parte del balcón. Me costó un millón y medio. La constructora ya no existe, dicen que el dueño ya se murió”, dijo Laura Sánchez, residente de la calle Benito Juárez 29, muy cerca del metro Portales, en la delegación Benito Juárez.

Unos pasos adelante, en Calzada de Tlalpan 1234, lo mismo le ocurrió a Lupita Vásquez. La empresa Vía Inmobiliaria hizo unos departamentos, con precios de más de dos millones de pesos, que entregó en diciembre del año pasado. Actualmente el desarrollo presenta fisuras importantes. Otros inmuebles nuevos también están afectados.

Otro ejemplo, es el que se encuentra en el número 114 de la calle Popocatépetl, construido por Urbano Park, empresa que cuenta con varios complejos al sur de la ciudad.

Fuente: Excélsior

Comments

comments