22 septiembre, 2019

Quiere Infonavit aumentar el tamaño promedio de viviendas

El aumento en las dimensiones se puede dar sin afectar el precio de las vivienda, aseguró Carlos Martínez

En el marco de la construcción del nuevo Programa Nacional de Vivienda, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) buscará elevar el tamaño promedio de las viviendas que se producen en el país. Así, de pasar de un promedio de 40 metros cuadrados (m2), establecer como mínimo una dimensión de 48 metros cuadrados.

Así lo señaló Carlos Martínez, director general del organismo, quien señaló que una de las prioridades es aumentar el tamaño de las viviendas, pero sin que impacte en el costo total de las unidades.

En gira por Ciudad Juárez, el director General señaló que ya hay trabajo en el tema. Incluso, dijo, se ha trabajado con integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

“Lo estábamos platicando hace poco con gente de la Cámara de la Industria de la Construcción, cómo se puede aumentar el tamaño de la vivienda sin encarecerla, de tal manera que sea impagable, porque también es un intercambio en eso.“Hoy las viviendas del Infonavit, o al menos lo que quedó del año pasado en lo que se llama estándar Infonavit, están sobre los 40 metros (…) nosotros creemos que, sin aumentar los costos, se podría llegar hasta 48 sin afectar demasiado el tema de los costos”, dijo.

Carlos Martínez criticó que en administraciones pasadas se impulsó un modelo expansivo de vivienda, que no procuró el tema de la calidad. Al respecto, lamentó que en la etapa de Felipe Calderón, se llegaron a construir viviendas de 27 metros cuadrados.

“En la época de vivienda entre 2005 y 2010, por ejemplo, el Infonavit ni siquiera tenía un estándar de tamaño. Y en esa época en los sexenios de Fox y Calderón, y eso lo he visto en todo el país ahora en los recorridos, se hicieron casas de 27 metros cuadrados que no tenían ningún tipo de adecuación cultural ni adecuación al entorno, realmente fue un modelo expansivo que, si lo viéramos como un cuerpo, un sistema, que es la ciudad, son cicatrices que dejó ese mal sistema”, indicó.

En tal sentido, Martínez señaló que en las administraciones pasadas la vivienda fue vista como un negocio, en donde los empresarios sólo buscaron la utilidad.

“Fue verdaderamente desastroso lo que hizo esta época donde veían a la casa como un negocio, sólo querían expandir, expandir, las manchas urbanas, vender, vender, vender créditos, pues tiene consecuencias gravísimas.Ya les decía: 650,000 viviendas abandonadas en todo el país. Ahí caben 2 millones y medio de personas; o sea, no puede ser que los que impulsaban ese modelo sientan que estaba bien, genera una serie de procesos urbanos distópicos verdaderamente que no son sostenibles en el tiempo”, apuntó.

 

Fuente: En Concreto

 

Comments

comments