18 septiembre, 2019

El plan que puede salvar la vida de tu familia durante un sismo

Hemos visto que la naturaleza no tiene palabra de honor y si bien no se puede predecir los fenómenos naturales, lo que sí podemos hacer es estar prevenidos y generar desde casa un plan de protección civil, porque la autoprotección comienza ahí.

De acuerdo con la Secretaría de Protección Civil del Gobierno de la Ciudad de México, las afectaciones provocadas por fenómenos naturales se pueden evitar o disminuir si cada miembro de tu familia conoce a conciencia de ellas.

Toma el tiempo necesario para que en familia realicen un plan que podría ser invaluable en momentos difíciles.

Te ayudará a prevenir y actuar durante y después de una emergencia.

¿Cómo elaborarlo?

Detecta y reduce riesgos al interior y exterior de la vivienda. Identifica los peligros potenciales y corrígelos. Revisa constantemente las instalaciones de luz, agua y gas.

  • -No sobrecargues los enchufes de la luz con diversos aparatos eléctricos, puedes provocar un corto circuito.
  • -Elimina los goteos en todas las llaves. Si encuentras humedad en alguna pared, debes llamar cuanto antes al especialista para que realice la reparación.
  • -Evita arrojar comida u objetos a las tuberías, se pueden tapar.
  • -Verifica que las instalaciones no tengan fugas, coloca agua con jabón en las conexiones, si se ven burbujas, será necesario que llames a un especialista.
  • -Revisa que la flama que emita la estufa o boiler sea de color azul y no roja, ya que es indicativo de presencia de monóxido de carbono.
  • En caso de tener cilindros de gas, revisa que se encuentren en buen estado.

Identifica y anota en un croquis las zonas de menor riesgo en tu hogar. Las columnas y muros de carga son zonas de menor riesgo

  • -Lejos de vidrios que pudieran romperse y objetos que pudieran caer.
  • -Aislados de lugares donde se almacenen materiales peligrosos.
  • -Fuera de la cocina, en caso de un sismo, las puertas de los gabinetes se pueden abrir, los platos y vasos pueden caer al piso.
  • -Son aquellas por donde llegarás a los lugares de menor riesgo, no sólo consideres las más directas, sino las menos peligrosas.
  • -Identifica los objetos que puedan ser un obstáculo en las rutas de evacuación y retíralos.
  • -Punto de reunión. Si tu familia no se encuentra junta durante una emergencia, señalen el lugar dónde se reunirán.

www.vivanuncios.com.mx

Actúa. En caso de que se presente alguna amenaza. debes estar preparado para actuar dependiendo de lo que se presente.

  • -Si escuchas la alerta sísmica, cuentas con segundos de ventaja, ubícate en una zona de menor riesgo.
  • -Es importante mantener la calma, ya que puede ocurrir un accidente.
  • -Aléjate de ventanas o muebles que pudieran caer.
  • -Una vez perceptible el movimiento telúrico, no hagas uso de las escaleras ni del elevador.

Realiza simulacros. Una vez que toda la familia conozca las ubicaciones de las zonas de menor riesgo, rutas de evacuación y cómo reaccionar en caso de emergencia, es necesario que realicen simulacros que les servirán para reforzar y mejorar los protocolos de actuación. A través de estos ejercicios se pueden corregir los errores que comúnmente se cometen.

¿Qué no debe faltar en tu casa?

  • -Ten en tu hogar un extintor de 2.5 kg, el cual debe situarse en un lugar visible, de fácil acceso y en zonas de posible riesgo, por ejemplo, cerca de la cocina
  • -Además en una bolsa hermética con documentos importantes: Acta de nacimiento, comprobante de domicilio, credencial con fotografía (INE, licencia, etc.), CURP, certificado de estudios, facturas de tus bienes materiales (casa, automóvil, etc), cartilla de vacunación, carnet de salud; de ser posible escanéalos y llévalos también de manera electrónica (USB, disco duro, etc.), o bien, envíalos por correo electrónico.
  • -También debes tener un botiquín de primeros auxilios: medicamentos para un tratamiento en específico, guantes de látex, termómetro, yodo, curitas, antiséptico, curitas, algodón, gasas cinta adhesiva, vendas elásticas, tijeras, cubrebocas.
  • -Una maleta de vida, que debe contener: lentes de repuesto, radio portátil con pilas, linterna de mano, silbato, agua embotellada, alimento para bebé, alimentos no perecederos, comida para mascotas, duplicado de llaves, muda de ropa, cobija, encendedor, dinero, papel y toallas higiénicas, pañales de bebé, una hoja de papel y pluma.

 

Fuente: dineroenimagen.com

Comments

comments