Inmueble
Inversión inmobiliaria: Remates hipotecarios

Inversión inmobiliaria: Remates hipotecarios

Adquirir una vivienda por medio de un remate hipotecario es una opción entre los inversionistas de bienes inmuebles. Pero existen oportunidades para encontrar una casa en remate y en buenas condiciones mediante este tipo de ofertas.

Es una opción interesante para quienes tienen el interés de adquirir propiedades con costo menor al de mercado, pero obviamente tendrán que lidiar con ciertos procesos jurídicos para hacerse del inmueble.

Los remates hipotecarios son inmuebles que se encuentran dentro de un proceso judicial y donde el juez ordena que la propiedad sea rematada. Esto ocurre cuando el acreedor demanda al deudor por incumplir sus obligaciones de pago, al incumplir su contrato, pierde los derechos sobre la casa o departamento.

Dependiendo de la entidad que se encargue del remate, se pueden clasificar en remates bancarios y remates judiciales. De manera que, en el caso de que el inmueble no esté libre de gravámenes, el ganador de la subasta en realidad no compra el inmueble, lo que ocurre es que adquiere los derechos crediticios o litigiosos de la propiedad.

Para ser dueño de la vivienda o percibir el monto crediticio, el interesado tendrá que ganar su adjudicación en otro proceso. La ventaja de los remates inmobiliarios, es en realidad en los precios, ya que a veces se encuentran inmuebles que tienen un costo muy por debajo de su precio en el mercado.

El lado negativo es que no es posible, de acuerdo con la ley, recurrir a créditos bancarios o al Infonavit, por lo que el interesado tendrá que financiar la totalidad del monto por su cuenta. Así que muchas veces deberás evaluar el costo y el beneficio de obtener un inmueble bajo estos esquemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *