Inmueble
Innovación empresarial: la apuesta para el mundo de los negocios

Innovación empresarial: la apuesta para el mundo de los negocios

La innovación se ha transformado en una exigencia en las empresas y las organizaciones. Actualmente sabemos que si no innovas desapareces, ya que sin una organización innovadora es muy difícil desarrollar productos o servicios innovadores. Sin innovación las empresas quedan ancladas y sin futuro en los mercados tan cambiantes del mundo actual.

Las nuevas ideas, las tecnologías y la disrupción del mercado ofrecen el potencial para reinventar los negocios. Para generar innovaciones es necesario desarrollar una organización innovadora, para lo cual la empresa debe implantar una “cultura innovadora”.

Es vital que se capacite al equipo de trabajo para estar en constante cambio, en un aprendizaje permanente, con capacidades para adaptarse a los nuevos cambios, a nuevos contextos, a nuevas tecnologías y a nuevos modelos de negocio.

Para aprovechar esta oportunidad, las organizaciones deben fomentar, abrazar y recompensar la innovación, así como adaptar continuamente sus modelos comerciales para aprovechar las posibilidades que emergen cada día. Antes los avances tecnológicos, solo eran posibles para las empresas multinacionales o laboratorios de investigación financiados por el gobierno.

Hoy en día, la tecnología digital es comparativamente menos costosa, lo que hace posible que la mayoría de las empresas experimenten con ideas y conceptos de formas completamente nuevas, ya no solamente en laboratorios de prueba. Este tipo de organización dentro de la empresa implica tener una estrategia en la toma de decisiones sobre los productos y servicios. Además de la relación con clientes y proveedores, reaccionar ante la competencia, adelantarse a los posibles cambios del mercado, de la tecnología o los procesos de producción, etc.

Los nuevos avances digitales (como la inteligencia artificial, modelos analíticos, realidad virtual, big data, criptomonedas, entre otras) acortan el proceso de innovación de la era industrial tradicional. Para conseguir innovar en la empresa, es necesario motivar a los equipos a que participen activamente.

Plantear proyectos con métricas para medir el avance de las acciones y ver si conviene avanzar, cambiar o desechar y si no buscar el talento necesario dentro o fuera de la empresa, para completar las capacidades que se requieren.

Para concluir, una empresa innovadora deberá manejarse bajo ciertos lineamientos como: visión global (como la capacidad de detectar oportunidades), talento (para poder desarrollar ideas), tecnología (para poderlas poner en marcha) y diseño (para hacer la oferta atractiva).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *