Economia
El turismo internacional se perfila para cerrar el año con cifras superiores a 2019 gracias al “súper dólar” y a la inflación

El turismo internacional se perfila para cerrar el año con cifras superiores a 2019 gracias al “súper dólar” y a la inflación

En lo que va de enero a mayo, el gasto de los turistas extranjeros creció un promedio de 6.9% mensual comparado con 2019, con incrementos incluso de doble dígito. Es el caso del mes de abril, las divisas aumentaron 14.9% respecto a 2019 y mayo, que tuvo un gasto 15.3% mayor en el mismo periodo.

La entrada de divisas al país se recuperó desde la segunda mitad del año pasado y lo que va de 2022. Este fenómeno se da en un contexto en el que la fortaleza de la moneda estadounidense se ha disparado. Tras caer a un máximo de 20 años en semanas pasadas, incluso superó por primera vez en dos décadas al euro, que se cotizó recientemente en 0.99 unidades por dólar. México, de enero a mayo, ha registrado un crecimiento promedio de 6.9% mensual en la entrada de divisas de viajeros internacionales en comparación con 2019.

Durante mayo, el alza fue de 15.3%. Además, los expertos indican que este fenómeno podría beneficiar al país en términos de divisas, mientras que otros mercados con monedas menos fuertes podrían estar presionados para viajar.

De acuerdo con el estudio Exchange Rate Elasticities of International Tourism and the Role of Dominant Currency Pricing, publicado por el Fondo Monetario Internacional el pasado febrero, un fortalecimiento general del dólar puede tener un impacto de contracción en los flujos turísticos.

Pero, actualmente para el caso mexicano la previsión si bien no es de más turistas, sí es de más gasto, debido a varios factores. Por un lado, el confinamiento originado por la pandemia creó un deseo generalizado para viajar cuando sea posible. A esto hay que añadirle el cambio de patrones de consumo, como la compra de menos bienes materiales por la compra de experiencias memorables. Por lo que, los expertos prevén que esta tendencia continúe, sujeto a los efectos que otros factores macroeconómicos, como el alza en los precios de los combustibles, que podrían tener un impacto en el sector turístico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.