Tecnología
El home office y la ciberseguridad

El home office y la ciberseguridad

La seguridad digital es un concepto que ha entrado en varios aspectos de nuestra vida y, sin lugar a dudas, es de gran relevancia en el trabajo, los negocios, el ocio y mucho más.

También llamado ciberseguridad, este concepto es un punto clave para las organizaciones, ya que estos ataques no solo afectan a las personas y a las empresas económicamente, sino que también afectan la confianza que el público tiene sobre la institución.

En la pandemia, estamos cada vez más conectados y eso implica nuevos y más graves riesgos para la seguridad de los datos de las empresas.

Es normal que en todos los hogares haya conexión a internet y muchos aparatos conectados. Durante la pandemia, accedemos a contenidos como recetas de cocina, películas y música a través de celulares, computadoras y aparatos de televisión, pero, además, los papás se conectan con sus colegas de trabajo y los niños reciben clases a distancia. Los datos fluyen de manera paralela por una misma red y eso implica muchos riesgos.

La tecnología ha ayudado a las empresas a automatizar sus procesos y acelerar las tareas, pero con ello igualmente se han abierto las puertas para que terceros con malas intenciones intenten robar sus datos o entren a sus sistemas para sacar provecho ilícito.

El acceso a datos sensibles generados durante el trabajo desde casa ofrece a los delincuentes nuevas posibilidades de acceso a secretos de negocio. Cada vez se guarda más información de manera digital.

Según los expertos, el espionaje y el robo de datos tienen en la mira tres ámbitos. El primero es el de investigación y desarrollo, porque es caro y requiere mucho esfuerzo, por lo que a los ladrones les merece la pena encontrar “atajos” para desarrollar sus productos. El segundo es el de las recetas o composiciones de productos de las que solo disponen unas pocas empresas. Por último, también son interesantes para los ladrones las competencias de empresas en tareas de realización, producción y datos financieros.

El robo de datos y el sabotaje causan pérdidas multimillonarias anuales. Mientras que los grandes consorcios suelen tener buenos sistemas de defensa, falta seguridad en las empresas más pequeñas y en las startups. Cuanto más débil económicamente sea una compañía, menos margen de acción tiene para defenderse técnicamente y mayor es la probabilidad de que sufra ataques.

La importancia de la seguridad digital para las organizaciones y empresas radica en la protección de los datos y la información rutinaria y valiosa para el correcto funcionamiento de la misma.

Por ello, las organizaciones deben capacitar a su personal y dotarse de los equipos adecuados para garantizar el resguardo de la información de sus tareas, especialmente de aquellas que constituyan una parte crucial del funcionamiento de la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *