Tecnología
Big data en la dinámica del mercado inmobiliario y la toma de decisiones

Big data en la dinámica del mercado inmobiliario y la toma de decisiones

Hoy el uso del internet es prácticamente para todo, desde enviar un correo electrónico hasta la compra de un producto o servicio en línea. Esto genera un volumen de datos que solo puede ser procesado y analizado con tecnología y herramientas para macrodatos.

Esta información es valiosa para la toma de decisiones y planeación en los sectores económicos. El big data es un término que describe la gran cantidad de datos, estructurados y no estructurados, que se generan en una compañía gracias a su operación diaria.

Pero no solo el volumen de los datos es importante, lo realmente valioso es cómo manejar esa información para conseguir directrices que conduzcan a una mejor toma de decisiones y acciones de negocio estratégicas.

El big data consiste en la recopilación, almacenamiento, tratamiento y análisis de los datos arrojados con las diferentes transacciones y actividades realizadas en la red. El objetivo de obtener esta información, es contar con una amplia visión de los consumidores, la oferta y en general, de la dinámica del mercado de bienes raíces.

Con el software preciso y herramientas tecnológicas el big data se puede acceder a datos y tendencias que hacen más fácil y eficiente la toma de decisiones.

Con el uso de esta tecnología podemos obtener información acerca de:

1. El tipo de propiedades que se ofertan en determinada ubicación.

2. El perfil de clientes potenciales de cierto tipo de inmueble.

3. En qué ubicación estarán a la venta inmuebles de características específicas. De esta forma, existen muchas respuestas que podemos encontrar con el big data inmobiliario, a favor de los negocios de bienes inmuebles y de sus clientes.

El big data inmobiliario se aplica principalmente en las empresas del sector para facilitar una amplia visión del mercado y la toma decisiones. A su vez, esta aplicación y funcionalidad se puede enfocar en diferentes áreas de una inmobiliaria, tales como: ventas, marketing, servicios al cliente, etc.

El big data ya es utilizado con éxito para dar valor a la información recopilada en la red. La tendencia va en aumento, con la integración de nuevas tecnologías y un mayor alcance, tales como la geolocalización y la Machine Learning (ML), que se vale de inteligencia artificial (AI) para conocer hábitos de los compradores potenciales.

Finalmente, el reto actual y del futuro es combinar esta tecnología con otros tipos de datos llamados no estructurados que son datos generados en distintos dispositivos, aplicaciones o formatos. Sin duda, el big data inmobiliario permite agilizar los procesos, hacer precisa y efectiva la toma de decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *