18 diciembre, 2018

Tras el 19S, esta comunidad otomí continúa durmiendo en la calle

El edificio Durango 119 en la colonia Roma Norte era habitado, hasta el 19 de septiembre, por 15 familias otomíes. El inmueble sufrió daños estructurales importantes.

“Nos vimos en la necesidad de salir; no queríamos arriesgar la vida de los niños, las mujeres, de toda la población”, afirma Lázaro García.

A 70 días del sismo, han sido reubicados en 3 ocasiones. Ahora viven en un campamento improvisado sobre la avenida Toluca, en la colonia Roma Sur, atrás del jardín Ramón López Velarde.

“Aquí sufrimos el frío, los niños podrían enfermar… No nos gusta estar aquí, pero entre todos nos apoyamos”, comenta Felicitas Esteban.

“Para hacer nuestras necesidades vamos a la gasolinera que está a la vuelta”, declara el señor Lázaro.

Las mujeres se duchan en un espacio delimitado por maderas y lonas; el agua es traída desde el predio donde residían.

“Por esa razón, yo si le hago la invitación al gobierno para que tome carta de solución a nuestro problema”, puntualiza Paulino García.

travelviajesesmeralda.com

La comunidad empezó a habitar ese predio desde 1994 y, en febrero de 2010 consiguieron que el gobierno de Marcelo Ebrard lo expropiará a su favor. A partir de ese momento iniciaron con el Instituto de Vivienda del Distrito Federal un proyecto para remodelarlo.

“Nos dijeron que van a reubicarnos en un lugar y pagaríamos renta, ojalá que no quede en palabra y nos cumplan”, asevera Lázaro. “Lo que nosotros estamos solicitando al gobierno es que agilice los trámites para la demolición y posteriormente a la construcción”

Además de su casa, también han perdido algunas fuentes de empleo. Por lo pronto, siguen recibiendo ayuda de la sociedad civil que los sigue apoyando con víveres para poder alimentarse mientras esperan un hogar temporal y guardan la esperanza de volver al edificio donde ya tenían proyectadas sus viviendas.

Fuente: Excélsior

Comments

comments