18 noviembre, 2019

Presentan modelo financiero para comunidades vulnerables

El esquema parte del ahorro previo y fortalecer las capacidades financieras de las familias para que puedan acceder a una solución de vivienda

Hábitat por la Humanidad México, a través del Centro Terwilliger de Innovación en Vivienda, y en colaboración con la Fundación León XIII, presentó una alternativa de inclusión financiera para comunidades vulnerables. Con el modelo, la organización busca generar los mecanismos para otorgar a las familias que viven en comunidades vulnerables los recursos para satisfacer sus necesidades habitacionales.

El modelo parte de un esquema de ahorro previo, que se complementa con subsidio y financiamiento. A partir de estos tres componentes, se ofrece a las familias de bajos recursos una oportunidad para emprender acciones de mejora o ampliación, e incluso, autoconstrucción de vivienda.

En conferencia de prensa, Fernando Mendoza, director general del Centro Terwilliger de Innovación en Vivienda, destacó que el modelo fue implementado como primera etapa en comunidades de los Altos de Chiapas. Dijo que con la implementación se logró impulsar 180 acciones de mejoramiento.

Mendoza explicó que el esquema fue aplicado en conjunto con la Fundación León XIII, quienes han operado desde hace 25 años un modelo de grupos de ahorro comunitarios. A través de la estructura de la fundación, fue posible llegar a las comunidades. El esquema parte de que las familias aporten 25% del valor de la acción de vivienda, y el restante 75% se cubre con un subsidio otorgado por Hábitat por la Humanidad.

En algunos casos, explicaron, a través de estos grupos de ahorro se otorgó financiamiento adicional para que las familias pudieran realizar las mejoras que considerarán pertinentes. Así, en un modelo virtuoso, los grupos de ahorro fungen como financiadora, ante un panorama en el que se dificulta el a acceso a financiamiento mediante los canales formales.

A decir de Fernando Mendoza, la intención del esquema se centra es fortalecer las capacidades de familias de bajo recursos, y no la de generar sólo un esquema filantrópico. Destacó que el modelo parte de impulsar un esquema de ahorro, en donde las familias aporten mes con mes. Una vez lograda la meta de ahorro, se aporta el complemento de subsidio.

De acuerdo con lo expuesto, el modelo puede ser una alternativa para llegar a las comunidades vulnerables del país. Y es que, en promedio, quienes accedían al esquema ahorraban entre 1,500 y 2,000 pesos al año. Sin embargo, con el complemento del subsidio, y en algunos casos, el financiamiento a través de los grupos de ahorro, era posible materializar las acciones de vivienda.

Entre los mejoramientos que se destacan es la colocación de techos y pisos. El proceso de implementación es gradual, en busca que las familias puedan desarrollar las acciones de acuerdo a su capacidad de compra. En tal sentido, dijeron los impulsores de la idea, el objetivo es ayudar a través del ahorro, sin endeudar a los beneficiados.

El esquema en la nueva Política de vivienda

Fernando Mendoza destacó que este modelo se convierte en una alternativa más para atender el rezago de vivienda. No obstante, enfatizó, se deben buscar más modelos para atender a toda la población.

En lo referente, y de cara a la presentación de la política de vivienda, el especialista consideró que el financiamiento cada vez debe ser más especializado para atender las diversas necesidades de la población. En lo referente, dijo que se debe caminar a modelos donde se fortaleza la capacidad de ahorro de las familias, e ir disminuyendo el subsidio.

 

Fuente: Centro Urbano

Comments

comments