18 septiembre, 2018

Con múltiples reconocimientos resaltan diseño de Torre BBVA Bancomer

www.vivanuncios.com.mx

En febrero de 2016 fue inaugurada la Torre BBVA Bancomer, edificio que, desde entonces, se considera el nuevo hito urbano de la Ciudad de México, ya que su arquitectura resalta y enmarca a una de las avenidas más importantes de la capital del país: Paseo de la Reforma.

Su diseño es producto de una competencia ganadora y una colaboración entre dos prácticas internacionales: LegoRogers, es decir, el trabajo conjunto entre la firma mexicana Legorreta + Legorreta y la firma británica Rogers, Stirk, Harbour + Partner.

Es el segundo edificio más alto de la capital, después de la Torre Reforma, con 50 pisos y 234 metros de altura, así como 188,777 metros cuadrados de construcción, de los cuales 78,800 metros cuadrados son destinados a oficinas.

Diseño enriquecedor

La Torre BBVA Bancomer es una respuesta elegante a un sitio clave en términos de urbanismo y una solución a los desafíos de la arquitectura de edificios altos, lo que lo convierte en una torreo conceptualmente inteligente que resuelve la compleja ubicación que tiene, justo en la esquina del Bosque de Chapultepec.

De acuerdo con Legorreta + Legorreta, este edificio se basa en la reinterpretación de la organización tradicional de un espacio para oficinas, y ofrece una variedad de nuevos entornos de trabajo para todos los usuarios, toda vez que enriquece el modelo universal de espacio comercial.

Además, aporta al paisaje urbano de la ciudad y responde al entorno que lo rodea, mejorándolo. Su ubicación única y privilegiada convierte a la torre en un punto de referencia y un nuevo símbolo urbano de la Ciudad de México.

Tiene capacidad para albergar a 5,500 personas, mientras que su estacionamiento da lugar a 2,792 automóviles, bicicletas y motos, distribuidos en 11 niveles superficiales y 7 sótanos.

www.lgc.com.mx

Tiene 43 elevadores que dan servicio tanto al personal operativo, como al de servicio. Cuenta con servicio de venta de café y bocadillos por las mañanas en algunas de las terrazas; además de un comedor general con capacidad para 900 personas y 2 zonas de valor agregado. Mientras que en el mezzanine 2 hay un Centro de Negocios destinado a reuniones con visitantes que no requieren acceso al edificio.
Dentro del edificio hay servicio médico, en el que se ofrecen 5 consultorios médicos, 2 áreas de observación, zonas de lactancia, farmacia y zona de toma de muestras.

Los ejecutivos y gente VIP acceden al edificio a través de un vestíbulo separado en la planta baja, con un área de acceso dedicada para vehículos que garantiza un alto nivel de seguridad y privacidad. El ascensor ejecutivo ofrece acceso directo a los pisos ejecutivos superiores y acceso discreto a los pisos públicos del edificio, incluido el helipuerto.

Responsable con el medio ambiente

Inspirado en las tradiciones y el patrimonio arquitectónico, el diseño de la fachada geométrica, desencadena una estructura en diagonal que se utiliza para crear una trama de celosías que la protegen de la luz y el calor del sol, lo que contribuye a la obtención de la certificación LEED Oro, ya que ahorra 40% agua y 25% de energía.

Además, se propusieron materiales locales y soluciones tanto arquitectónicas como de ingenierías de vanguardia en el uso de la energía y la mínima afectación al medio ambiente.

La estructura del edificio fue diseñada con tecnología de punta en temas de seguridad y con los estándares más altos para protección del edificio y sus usuarios. Cuenta con planta de tratamiento de aguas residuales y sistema de captación de aguas pluviales a través de filtros.

Multipremiado edificio

Desde hace dos años que la torre fue inaugurada por el presidente Enrique Peña Nieto, y por el presidente de BBVA, Francisco González, este rascacielos ha conseguido múltiples distinciones por su diseño y características únicas.

Dentro de los reconocimientos otorgados a la Torre BBVA Bancomer destaca el RIBA International Prize, recientemente otorgado por el Royal Institute of British Architects (RIBA), el cual se otorga al edificio más transformador que demuestre un pensamiento visionario e innovador, excelencia en la ejecución y una contribución distinta a sus usuarios y al contexto físico.

En 2017, la Torre BBVA Bancomer obtuvo el Premio Obra del Año 2017 en la Categoría de Edificación, revista Obras; el Premio Votación del Público (People’s Choice), revista Obras; Premio “Noldi Schreck”, Categoría Arquitectura Corporativa Glocal Design Magazine; fue “Building of the Year 2017”, Categoría Oficinas por Archdaily; Premio “International Architecture Award for 2017”, de Chicago Athenaeum y The European Centre for Architecture Art Design and Urban Studies; Reconocimiento “Corazón Chilango”, por ENADII; Medalla de Oro en la Bienal CIDI, Categoría Oficinas Corporativas Arquitectura, así como finalista en Premio Firenze Entremuros, periódico Reforma.

En 2016 obtuvo Medalla de Plata en la Bienal de Arquitectura Mexicana; Medalla de Bronce en “American Architecture Prize” Categoría Arquitectura Institucional; “Award of Merit”, en ENR Global Best Projects Awards, Categoría Oficinas. (Ingeniería); “Award for Commercial or Retail Structures”, de los “Structural Awards” (Ingeniería); Finalista en World Architecture Festival, Categoría Oficinas; Nominación en los premios MCHAP; Nominación en los premios CTBUH.

Con múltiples reconocimientos resaltan diseño de Torre BBVA Bancomer

Fuente: Centro Urbano

 

Comments

comments