15 diciembre, 2017

Los grandes ganadores

Fueron comisionados por el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, para reconstruir alrededor de mil 300 de los 20 mil inmuebles en los que se han detectado daños

Los grandes desarrolladores inmobiliarios, señalados como responsables de casi 80% de la explosiva construcción de casas, conjuntos residenciales y edificios en la Ciudad de México después del sismo de 1985, también resultaron los grandes ganadores de la catástrofe del pasado 19 de septiembre, ya que fueron comisionados por el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, para reconstruir alrededor de mil 300 de los 20 mil inmuebles en los que se han detectado daños.
Por lo pronto, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México tiene abiertas 140 carpetas de investigación en contra de constructoras por delitos como homicidio culposo, lesiones y fraude, entre otros. Cuando se conozcan los nombres de las empresas demandadas, se sabrá cuáles de las integrantes de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) construirán sobre sus propios escombros.
El pasado 26 de septiembre, tras anunciar la creación del consejo que elaborará el Plan para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México en una Capital cada vez más Resiliente, Mancera informó como un gran triunfo que la ADI vaya a reparar los edificios marcados en amarillo, o sea que resultaron con daños no estructurales y, por lo tanto, pueden ser nuevamente habitados.
Según su página web, la asociación aglutina a los 76 desarrolladores inmobiliarios más poderosos en el país y en sus 25 años de existencia ha monopolizado esa industria al “contribuir” con 57% de la misma a nivel nacional y con 80% en la Ciudad de México.
En el mismo acto oficial, Mancera informó que se creará la Plataforma Integral CDMX, que concentrará la información sobre inmuebles, negocios y personas afectadas para controlar y hacer más eficiente la entrega de apoyos.
Además, se puso en marcha el Paquete Inicial de Respuesta a Emergencias Sociales y Económicas, mediante el cual se brindará atención integral a la ciudadanía.
En este rubro se incluyó la atención al ramo de infraestructura, en el cual se trabajará con base en la clasificación de los inmuebles que cuenten con Dictamen de Seguridad Estructural emitido por un Director Responsable de Obra (DRO) acreditado por las autoridades capitalinas.
Para la fecha en que Mancera anunció esos programas, Felipe de Jesús Gutiérrez, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) ya tenía 19 mil 22 peticiones para la revisión de inmuebles, de los cuales 10 mil 903 ya habían sido visitados. Hasta ese momento se les había asignado la etiqueta verde (con daños superficiales) a 9 mil 95; la amarilla (con daños significativos pero que son habitables) a mil 308 y a 500 la roja (construcciones que colapsaron o sufrieron daño estructural y por consiguiente no pueden habitarse).
En cuanto a los 38 edificios derrumbados, el jefe de Gobierno sostuvo que se realizará una investigación exhaustiva y, de haber responsabilidades, se actuará en consecuencia. No obstante, hasta hoy se ha negado a dar a conocer la lista de los edificios dañados, los posibles responsables y el número de víctimas.
PROTECCIÓN A INMOBILIARIAS
A pesar de la reserva gubernamental sobre las responsabilidades por los daños del sismo, el portal informativo electrónico La Silla Rota publicó que Simón Neumann Landezon y Fausto Ernesto Galván Escobar, funcionarios cercanos a Miguel Ángel Mancera y claves en temas de vivienda, urbanización y desarrollo de la Ciudad de México, vendieron el edificio de 149 departamentos ubicado en Insurgentes 1260, colonia Calputitlán, delegación Gustavo A. Madero, el cual tiene sólo cuatro años de construido pero tuvo que ser desalojado por riesgo de derrumbe.
La comercializadora fue Promotora Inmobiliaria Dekah, propiedad de Neumann, extitular de la Seduvi y actual asesor del Centro de Transferencia Modal (Cetram). Su socio es Galván, coordinador general de Gestión para el Crecimiento y Desarrollo de la Ciudad en la Secretaría de Desarrollo Económico. Ambos venden departamentos a elementos de la policía de la ciudad, lo que representa un conflicto de interés, asienta La Silla Rota.
El medio agrega que, a decir de Simón Neumann, la empresa que construyó el edificio fue Desarrolladora Vertical Home y que Dekah sólo fue contratada para comercializarlo.
Al consultar el sitio web de Vertical Home se despliega una carta de la empresa en la que asegura que todos sus inmuebles tienen daño estructural. El resto del sitio aparece “en construcción”.
En su edición del 28 de septiembre, el portal de información Sin Embargo difundió que las empresas operaron y construyeron mientras el Gobierno de la Ciudad de México acumulaba denuncias en su contra. De mayo de 2015 a junio de 2016, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) recibió 2 mil 847 quejas, la mayoría (mil 923) relativas a las afectaciones atribuidas al desarrollo urbano y los cambios en la ley que rige el uso de suelo.
“Del conjunto de denuncias, 978 fueron desechadas debido a que la autoridad no encontró elementos para proseguir con la investigación. En otras palabras, casi mil familias que reclaman los daños ocasionados por las nuevas construcciones, en el llamado boom inmobiliario, se quedaron sin atención; esto es un 50.8% del total”, publicó el medio electrónico.
La revista Real State, La Guía Inmobiliaria de México, órgano oficial de la ADI, en su número 55 presume la rapidez con que construye: la empresa Construidea anuncia la entrega de “moldes de vivienda a la medida” en sólo 15 días.
Incluso se jacta de colaborar con las autoridades para desarrollar la planeación urbana, crear programas de ordenamiento, planes de movilidad, obras de infraestructura, mejoras de seguridad y recuperación de espacios públicos, así como para promover políticas públicas que fomenten desarrollos inmobiliarios “innovadores, sustentables y eficientes”.
“Refrendamos el servicio con la ciudad al invertir 8 mil 594 MDD de los 9 mil millones de dólares pactados en el 2013, lo cual representa un avance del 95.48% y la generación de más de 144 mil empleos”, reitera.
La ADI agrega que actualmente sus afiliados construyen 27 mil 623 metros cuadrados de proyectos turísticos; 1 millón 47 mil de oficinas, 1 millón 96 mil de centros comerciales; 2 millones 877 mil de usos mixtos y 9 millones 421 mil de viviendas.
Fuente: El Diario

Comments

comments