18 noviembre, 2018

Los CKD y Fibras son altamente regulados

Los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (fibras) son instrumentos que han permitido atraer millones de pesos de inversiones.

Los CKD son títulos fiduciarios diseñados y orientados al financiamiento de proyectos de inversión que se desarrollen en el país.

Las fibras son activos que permiten invertir en bienes raíces con características de renta fija y renta variable.

El primer CKD que se colocó en el Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fue en el 2009.

Desde dicha fecha hasta julio de este año se han concretado 85 emisiones y han financiado 138,063 millones de pesos, de acuerdo con información de Edgar Arenas, gerente en Estrategias de Inversión de CIBanco, publicada en rankia.com

“(Los CKD y fibras) están altamente regulados. Ha sido un proceso muy puntual y muy detallado de todos los reguladores que tienen que ver con estos instrumentos desde la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, las afores, pero creo que todavía hay mucho camino por recorrer”, dijo Blanca Rodríguez, directora de Banyan Tree Mexico Hospitality Fund.

www.lgc.com.mx

Actualmente, el monto total invertido en los CKD suma 91,207 millones de pesos, que es representativo de 66% de los recursos obtenidos en el mercado, detalló Arenas en su artículo publicado en julio de este año.

Por el lado de las fibras, Fibra Uno (Funo) fue la primera de su especie en llegar a la BMV en el 2011. Al cierre del tercer trimestre, Funo tenía 7.73 millones de metros cuadrados de área bruta rentable y un valor de mercado de casi 100,000 millones de pesos.

Al cierre de octubre, se encontraban listadas 12 fibras, las cuales han obtenido recursos por más de 166,000 millones de pesos, de acuerdo con información de la Bolsa Mexicana de Valores.

Parte de la alta regulación que tienen estos instrumentos responde a que el capital proviene de las administradoras de fondos para el retiro (afores), uno de los principales inversionistas.

Las 11 afores que existen en el país administran 3 billones de pesos de 59 millones de cuentas.

“No se puede no tomar en serio que tiene la responsabilidad fiduciaria del dinero de retiro de muchos mexicanos. Mi punto no es que los desregulen, sino que se tomen modelos de éxito en otras economías y en otras evoluciones del mercado de capital para que ya se destraben y se pueda ampliar en beneficio de los trabajadores y que pueda haber mejores rendimientos”, explicó Rodríguez, de Banyan Tree Mexico Hospitality Fund.

Fuente: El Economista

Comments

comments