Construcción
La casa más alejada, mágica y solitaria en el mundo

La casa más alejada, mágica y solitaria en el mundo

Enclavada en uno de los lugares más recónditos del mundo. Considerada como una de las casas más alejadas de cualquier otro lugar habitado. 

Esta casa se encuentra en la isla de Ellidaey, que forma parte del archipiélago Vestmannaeyjar, en la costa sur de Islandia. 

Esta morada ecológica cuenta con un sistema de recolección de agua potable de la atmósfera. La casa no cuenta con electricidad ni existe conexión alguna para internet.

Probablemente sea un lugar exclusivo, para todos aquellos que les guste estar en soledad y estar rodeados solo de naturaleza, porque lo que rodea a este lugar es el mar, rocas y algunas ovejas. La casa se construyó en 1953.

Vivir aislados del mundo no es una experiencia para todos, es para aquellos que gustan de disfrutarse a sí mismos y que comparten cada momento en conciencia, libertad y por supuesto de soledad.

El clima aún, cuando está muy cerca del Círculo Polar Ártico, en este lugar no es tan frío como la mayoría de las personas piensan, especialmente en invierno. 

La corriente del golfo roza sus costas sur y oeste, llevando un suave aire del Atlántico a través de la isla. Esto no solo modera las temperaturas, sino que también hace que el tiempo sea impredecible y cambiante. 

Esta isla, también es conocida como Ellirey, mide 0.45 kilómetros cuadrados de extensión y se puede acceder a ella a través de una cuerda en su lado inferior Este. Además, sólo se puede acceder a la cuerda en barco. 

Este mágico lugar está habitado, por algo de ganado solitario que te hará compañía en la isla, pero la mayoría de sus habitantes son las miles de aves marinas que la utilizan para la anidación.

La isla es un cráter volcánico, se formó en una gran erupción hace unos cinco o seis mil años. Desde entonces los frailecillos, estas aves, la han utilizado para excavar sus hogares y anidar. 

Se cree que el nombre de la isla deriva de un barco o, más probablemente, una cueva local llamada Ellirey. La historia cuenta que la cueva fue utilizada por una dama local para resguardarse de los invasores y criar allí un niño.

La casa de la isla de Ellirey es propiedad y refugio de un colectivo que se dedica a la caza de frailecillos, pero en su momento hubo rumores de que había sido obsequiada a la cantante islandesa Björk, por contribuir a elevar el perfil de la cultura islandesa en todo el mundo. 

Se renta a aquellos que lo deseen, por ejemplo, a una estrella de cine, un cantante famoso o cualquiera que pueda pagar para estar a solas. 

Sin duda este lugar, lleno de tranquilidad, paz y soledad, inspira a cualquiera que desee vivir momentos fuera del estrés de las ciudades y de un ritmo de vida tan acelerado. Permite la fantasía y la imaginación, solo de observar estas imágenes.

Sin embargo, también están aquellos que les aterra tanta soledad, porque no están acostumbrados a ella, porque no saben estar solos y porque necesitan compañía para permanecer algunos días en ese lugar.

Como quiera que sea, solos o acompañados este sitio mágico, te lleva a imaginar cómo sería la vida si estuvieras ahí. Sin duda cada quien viviría la experiencia a través de la realidad de su día a día. Habrá quien la disfrute, pero también quien la sufra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *