EconomiaInmuebleNoticias

Impulsarán Sedatu y Conavi intervenciones integrales en vivienda

La Dra. Edna Vega Rangel habló con Centro Urbano sobre la decisión de reorientar los recursos del Programa de Vivienda Social. La funcionaria explicó que el esquema seguirá operando, sólo que acompañará las acciones emprendidas bajo el Programa de Mejoramiento Urbano

Con el objetivo de impulsar intervenciones integrales en materia de vivienda y rescate de espacios habitacionales, las autoridades reorientarán las acciones y recursos contemplados en el Programa de Vivienda Social. Así, los apoyos operados bajo este esquema se ejecutarán alineados a los proyectos impulsados en el marco del Programa de Mejoramiento Urbano.

Así lo señaló la directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Edna Vega Rangel. En entrevista exclusiva con Centro Urbano, la funcionaria habló sobre la decisión de reorientar los recursos en materia de subsidio etiquetados bajo el Programa de Vivienda Social.

La Directora General de la Conavi expuso que como tal, no existe una reasignación de recursos, como se manejó en un inicio. Explicó que en la práctica, el Programa de Vivienda Social continuará operando con los recursos etiquetados en el PEF 2020, sólo que se focalizarán en las ciudades donde interviene e intervendrá el Programa de Mejoramiento Urbano.

“Vamos a ejercer los poco más de 1,400 millones de pesos del programa. Y el tema es poder desatar proyectos integrales. Estamos muy entusiasmados con un programa específico dentro del Programa de Vivienda Social, que es el de Pueblos Yaqui que estamos por arrancar. También tenemos en Tabasco una intervención muy importante que vamos con el gobierno del estado.

“En el resto de las ciudades, efectivamente, el recurso del programa se focalizará en los sitios donde va a entrar el Programa de Mejoramiento Barrial”, indicó.

Objetivos

La funcionaria explicó que la decisión va en línea de desarrollar intervenciones que eleven la calidad de vida de las familias. Reiteró que como tal, no existe una reasignación de recursos, por lo que no se sacarán del Programa de Vivienda Social para llevarlos al de Mejoramiento Urbano.

En los hechos no hay una reasignación. El Programa de Vivienda Social continuará con sus distintas modalidades que tienen que ver con cofinanciamiento, con la producción social de vivienda asistida.

“La realidad es que el Programa de Vivienda Social efectivamente se focalizará en estos lugares donde interviene el Programa de Mejoramiento Urbano; aunque tenemos otros proyectos como el de Sonora y los pueblos Yaqui”, apuntó.

Nuevos mecanismos

Vega Rangel añadió que a la par de esta decisión de focalizar los recursos del Programa de Vivienda Social para acompañar las acciones del Programa de Mejoramiento Urbano, ya se trabaja en mecanismos que permitan, en coordinación con los gobiernos estatales, atender a la población más vulnerable. Dijo que la instrucción del Jefe del Ejecutivo es no dejar desprotegida a ninguna entidad.

“El Presidente (López Obrador) nos instruyó a generar estrategias que permitan no desatender a ningún estado. Bajo la coordinación de Sedatu ya se está trabajando en generar nuevos programas. Desde Hacienda, por ejemplo, Sociedad Hipotecaria Federal trabaja trabaja en esquemas para la población de no afiliados, buscando también otros mecanismos de fondos y financiamientos que permitan atender a la población de menos recursos.

“En la Conavi también estamos trabajando con la banca social. Entonces en este primer momento estamos en esta situación. Sin duda en el corto plazo encontraremos los mecanismos para no desproteger a ninguna entidad ni localidad donde la población requiere intervenciones muy importantes”.

La funcionaria hizo énfasis en la importancia de trabajar de manera coordinada para encontrar nuevos modelos de atención. Subrayó que la suma de voluntades será clave para lograr el objetivo.

“Aunque desde algunas perspectivas esta decisión puede ser no tan favorable, nosotros estamos convencidos que también es una oportunidad. Es necesario reflexionar, analizar con mucho más cuidado hacia dónde vamos.

“Mi visión es que estamos en un tremendo desafío a nivel nacional, que necesitamos hacer un enorme despliegue de iniciativas, de reconocer a un importante número de actores que hasta la fecha no han logrado desplegar todas sus capacidades. Tenemos que analizar que no podemos focalizar absolutamente todo en un monto de subsidios, sino que hay otro tipo de herramientas y de instrumentos que son necesarios e indispensables y que hacía ahí tenemos que llegar”.

Llamado a cooperar

Al ser cuestionada sobre el posicionamiento tomado por el Consejo Nacional de Organismo Estatales de Vivienda (Conorevi), la Dra. Edna Vega señaló que si bien se entiende la postura, el llamado por parte de la autoridades es a sumar y encontrar nuevos mecanismos de apoyo.

“Por un lado puedo entender esa posición. Hemos tenido un importante número de reuniones y en las más recientes tuvimos expresiones diferentes de cada organismo estatal. Algunos en automático señalaron que se suman, que busquemos estas otras alternativas. Hay otros que están buscando al interior de su propio gobierno estatal y con municipios encontrar salidas.

“Mi mensaje con ellos es retomar el acuerdo que tuvimos en la última reunión; que busquemos otros instrumentos, otras herramientas, otros mecanismos que nos permita sumar”.

La titular de Conavi explicó que hasta antes de la decisión, aún no había convenios con los organismos estatales para definir participación de Conavi con los recursos.

“Lo que había era una propuesta de cada organismo estatal de cuál podría ser su aportación; también de gobiernos municipales. El tema entonces es que sí habrá inversión en vivienda social por parte de los distintos organismos estatales de vivienda. Esto sin considerar la aportación de la Comisión Nacional de Vivienda.

No habíamos llegado al punto ya de suscribir convenios, porque algo que es necesario hacer es revisar justamente donde se invierte y a través de qué mecanismos se deciden las prioridades. En ese punto estábamos, pero no había una definición precisa de cuánto, de qué modalidad de intervención podría darse”.

La Directora General de la Conavi reiteró que el reto habitacional en México es enorme. Señaló que la prioridad es elevar la calidad de vida de las familias, sobre todo la de bajos recursos. Por ello, llamó a sumar esfuerzos y generar las condiciones para abordar el reto de manera conjunta.

¿Qué hará el Instituto de Planeación?

El Instituto de Planeación se definió en la ley como un organismo público descentralizado, mas no independiente del gobierno local. Su tarea será conducir la planeación de la ciudad, así como crear y dar seguimiento a los instrumentos de planeación.

Aún carece de la ley orgánica que defina sus funciones y alrededor de 35 cargos; sin embargo, cuando entre en vigor la Ley de Planeación, comenzará a correr un plazo de 60 días para que quede integrada la institución.

El instituto estará conformado por:

  • Junta de Gobierno.
  • Dirección General.
  • Directorio Técnico.
  • Consejo Ciudadano.
  • Oficina de consulta pública y participación social.

La Junta de Gobierno será el órgano rector del instituto y estará presidida por la jefa de gobierno. Además, estará integrada por los titulares de las secretarías de Finanzas, Gobierno, Medio Ambiente, Gestión Integral de Riesgos y Desarrollo Urbano, así como por tres integrantes del cabildo capitalino y siete consejeros ciudadanos, quienes serán elegidos por el Comité Técnico de Selección, formado por invitación de la mandataria local.

El instituto será el encargado de elaborar el Plan General de Desarrollo y el Programa General de Ordenamiento Territorial, es decir, los instrumentos que definirán bajo qué criterios deberá desarrollarse la CDMX en el largo plazo.

¿Quién dirigirá el instituto?

Sheinbaum tendrá la posibilidad de influir directamente en la selección de quien estará a cargo de la Dirección General.

Esta persona será elegida de una terna propuesta por el Comité de Selección, que a su vez estará formado a partir de la convocatoria que lance la propia jefa de gobierno. El elegido deberá ser ratificado por el voto de tres cuartas partes de los diputados del Congreso capitalino y durará en el cargo cinco años, con la posibilidad de ser reelegido por tres años más.

Entre los candados para los aspirantes a dirigir instituto está el no haber sido candidato o haber ocupado un cargo de elección popular; también, no haber sido presidente nacional o estatal de un partido político en los últimos cuatro años.

¿Cómo se plantea el desarrollo a 20 años?

Para establecer esta visión, se plantea crear el Plan General de Desarrollo Urbano y el Programa General de Ordenamiento Territorial.

Plan General de Desarrollo. Definirá para el largo plazo las políticas de la ciudad en la materia y a él deberán sujetarse todos los programas y proyectos públicos, además de la programación y ejecución del presupuesto. Tendrá una vigencia de 20 años.

Deberá ser elaborado por el instituto, que lo mandará a la Jefatura de Gobierno. Será esta la que defina cómo participarán los ciudadanos para dar su opinión a partir de foros y propuestas.

Más información: La industria inmobiliaria será inviable en la CDMX sin sustentabilidad

El plan deberá incluir criterios de ordenamiento territorial, bienestar social, economía distributiva, patrimonio de la ciudad, coordinación metropolitana, ciudad global, hacienda pública, derechos humanos y seguridad ciudadana.

Cuando se terminen de incorporar las propuestas ciudadanas, el plan será devuelto al instituto y después irá de regreso al gobierno, para finalmente ser sometido a votación del Congreso. Sheinbaum y los alcaldes capitalinos —con los instrumentos de planeación de sus respectivas demarcaciones— contarán con la ventaja de la afirmativa ficta, pues si en un plazo de seis meses no se discuten los documentos, estos se tendrán por aprobados.

Programa General de Ordenamiento Territorial. A través de él se regulará la ocupación y el uso del suelo de la ciudad. Contendrá las normas generales y los instrumentos del aprovechamiento del territorio. Establecerá los principios para el desarrollo sustentable en el suelo de conservación, así como el uso equitativo y eficiente del suelo urbano con una vigencia de 15 años.

¿Y habrá otros instrumentos de desarrollo?

Se suma a los nuevos instrumentos de planeación el Programa de Gobierno de la CDMX, que será elaborado cada seis años por quien ocupe la Jefatura de Gobierno. Deberá sujetarse al Plan General de Desarrollo y al Programa General de Ordenamiento Territorial.

Definirá los objetivos del gobierno central, y podrá revisarse y modificarse de ser necesario cada tres años.

También está el Programa de Ordenamiento Territorial de cada alcaldía, que tendrá la definición de los usos de suelo para delinear qué y cuánto se puede construir en cada demarcación. Esto último pasará de tener que ser aprobado por el Congreso a estar bajo control de los alcaldes.

El resto de los instrumentos de planeación son:

  • Programas sectoriales, especiales e institucionales.
  • Programas de gobierno de las alcaldías.
  • Programas parciales de colonias, pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes.

¿Y qué fechas importantes vienen?

Con la ley ya aprobada, ahora las fechas a las que hay que prestar atención son:

  • 1 de octubre de 2020: para ese día debe estar el Plan General de Desarrollo.
  • 1 de enero de 2021: para esa fecha deben estar el Programa de Gobierno central y los programas de Gobierno de las alcaldías.
  • 1 de octubre de 2021: para ese entonces deben estar el Programa General y los programas de Ordenamiento Territorial de las alcaldías.

Comment here