16 agosto, 2018

El ‘gran salto’ que llevó al hombre hasta los rascacielos

El profesor asistente de arquitectura en la Universidad de Nottingham, David Nicholson-Cole en colaboración con The Conversation, hicieron un recorrido por el tiempo para destacar a los grandes edificios a lo largo de la historia hasta llegar a los rascacielos de los siglos XX y XXI.

En el artículo se revela la necesidad del hombre por construir edificios de gran altura, pero no solo eso, siempre busca construir uno más alto. “A lo largo de los siglos, hemos construido edificios imponentes para celebrar nuestra cultura, promocionar nuestras ciudades o simplemente presumir”.

También expone que las “estructuras altas eran reserva de grandes gobernantes, religiones e imperios. Por ejemplo, la Gran Pirámide de Giza, que fue la estructura más alta hecha por el hombre durante casi 4 mil años, antes de ser superada por la catedral de Lincoln de 160 metros de altura en el siglo XIV”.

Gran Pirámide de Giza. (Foto: Pixabay)

Fue construida para albergar la tumba del faraón Khufu.
Altura: 145 metros.

Pirámide

Incluso, toma en cuenta los edificios que fueron construidos sobre montañas o superficies rocosas como el Palacio Potala del Tíbet -el hogar del Dalai Lama– o los monasterios de Athos.

Palacio de Potala del Tíbet. (Foto: Pixabay)
Tíbet

LO DE HOY, LOS RASCACIELOS

Entonces viene la contraparte, los rascacielos de los siglos XX y XXIhan desafiado a las imponentes estructuras del pasado, por lo menos si se habla de altura.

El London’s Shard mide 310 metros de altura en su punta fracturada, pero luce ‘pequeño’ en comparación con el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifaque se encuentra a más de 828 metros; pero “ambos monstruos”, como los define Nicholson-Cole quedarán en las sombras cuando la Torre del Reino en Jeddah sea construida, está planeada por el arquitecto Adrian Smith y planea que alcance los mil 600 metros de altura, una vez que esté terminado en 2020.

travelviajesesmeralda.com

 Burj Khalifa. (Foto: Pixabay)
Burj Khalifa

El autor plantea la siguiente pregunta: ¿cómo hicimos este gran salto hacia arriba?

La investigación se remonta a 1980, cuando apareció la primera generación de rascacielos en Chicago y Nueva York. “El auge de las empresas de seguros de mediados del siglo XIX fue una de las primeras empresas en explotar los avances tecnológicos, lo que hizo posibles los edificios altos”.

El edificio Chicago’s Home Insurance, terminado en 1884 por William Le Baron Jenney, es ampliamente considerado como el primer edificio alto de la era industrial, con 12 pisos de altura.

¿De dónde viene el término “alto edificio de oficinas”?

Los arquitectos Louis Sullivan y Dankmar Adler acuñaron por primera vez el término en 1896, recurriendo al precedente arquitectónico de los palacios renacentistas de Italia según especifica David Nicholson.En 1880 y 1890 surgió una ola de nuevos inventos que ayudaron a los arquitectos a construir más alto que nunca, por ejemplo el acero Bessemer, el cual permitió un diseño de bastidor más alto y flexible que el hierro.

Pese a que la revolución tecnológica trajo consigo también a los rascacielos, luego de que la corriente Art Deco llegara a su fin en 1931 con los edificios Chrysler y el Empire State, en 1950 -la era de posguerra- vio nacer al estilo Internacional: edificios de vidrio oscurecido y cajas de marcos de acero, con aire acondicionado y fachadas de plaza, lo que hoy en día se puede observar en las grandes ciudades.

Fuente: El Financiero

Comments

comments