17 diciembre, 2018

El euro puede bajar hasta 0.80 dólares

El referéndum italiano del 4 de diciembre y las elecciones en Francia previstas en el primer semestre de 2017 pueden reavivar las dudas de los inversionistas sobre el futuro del euro y generar un desplome del valor de la moneda única, según los analistas de RBC Capital Markets.

Adam Cole, estratega de divisas del banco canadiense en Londres, indicó ayer en un encuentro con periodistas que “si los riesgos políticos se materializan, el euro puede vivir un episodio similar al de la libra con el referéndum del Brexit del 23 de junio”. Al conocerse que una mayoría de británicos optaba por dejar la Unión Europea, su moneda bajó de 1.50 a 1.25 dólares.

Según Cole, “por análisis realizados durante la anterior crisis del euro, cuando Grecia estuvo a punto de salir de la moneda única, este riesgo de ruptura drena el tipo de cambio de esta divisa en unos 40 centavos de dólar [entonces cayó de 1.60 a 1.20 dólares]. Actualmente, el euro ya incorpora un descuento de 15 centavos por la incertidumbre política. En caso de cristalizarse, por tanto, podría bajar otros 25 centavos, situándose alrededor de 0.80 dólares (ahora está en 1.06 dólares)”.

El analista de RBC advierte de que ése no es su “escenario central”, que contempla cierta estabilización entre el euro y el dólar tras el repunte de la moneda estadounidense generada por la victoria de Donald Trump en las elecciones a la Casa Blanca. Pero si los italianos votan no a la reforma constitucional planteada en el próximo plebiscito, lo que podría provocar la dimisión del primer ministro Matteo Renzi y unas elecciones anticipadas, el euro podría acercarse a la paridad con el dólar. Y si luego, los movimientos populistas de Geert Wilders y Marine Le Pen acceden al poder en Holanda y Francia,
respectivamente, podría ponerse en cuestión el futuro de la UE y el euro se desplomaría hacia los 0.80 dólares, calcula Cole.

Peter Schaffrik, director de estrategia macro de RBC, apunta que este nerviosismo político ya se nota en los mercados de deuda, con la prima de riesgo de Italia (diferencial del coste de sus bonos públicos a diez años con los alemanes) cerca de los 200 puntos básicos. “El diferencial italiano está próximo a los niveles de tensión previos a la gran escalada de la crisis del euro de 2011-2012”.

En cuanto a la libra, Adam Cole opina que seguirá su camino descendente, hacia los 1.15 dólares, cuando los inversionistas perciban que el proceso del Brexit va a ser más complicado de lo que parece. “La negociación, una vez que el Gobierno británico notifique su deseo de activar el artículo 50 para salir de la UE, va a ser más fea de lo anticipado por el mercado”.

La visión negativa de la libra y el dólar para el próximo año es compartida por los analistas de Golman Sachs. En sus recomendaciones de 2017, plantea la compra de dólares, ya que prevé que alcance la paridad con el euro y las 1.15 libras. “En Europa, la continua incertidumbre sobre el proceso del Brexit va a pesar sobre la libra, mientras que el reguero de elecciones, incluyendo las potenciales consecuencias del referéndum constitucional italiano del 4 de diciembre y las elecciones generales en Francia, Alemania y Holanda, va a pesar sobre el euro”.

Pero desde otras firmas, no se ven tan mal las perspectivas del euro. HSBC prevé que, tras tocar los 1.05 dólares al final de este año, la moneda europea podría repuntar hasta 1.10 dólares durante el próximo año. “Los retos políticos en Europa no son nuevos y, desde su creación, ha habido frecuentes discusiones sobre la inminente ruptura del euro. Con el tiempo, la percepción de riesgo político en Europa girará hacia otras regiones”.

con información de El Economista.

Comments

comments

Post source : El Economista