15 junio, 2019

Desarrolladores inmobiliarios apuestan a que los emprendimientos desde el pozo reactiven el sector

Al respecto, Juan Mora, CEO y fundador de la empresa Casa Campus indicó que «somos optimistas con el volumen de negocios en proyectos en el pozo por la reducción de costos y precios, y mucho más si el dólar se mantiene estable. El inversor estará menos pendiente de la cotización y más en cómo generar buena rentabilidad en proyectos de la economía real».

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), Gustavo Llambías, indicó que «si Argentina logra revertir en el segundo semestre del año el ciclo recesivo e inicia un proceso de moderado crecimiento -como pronostica el Gobierno y varios analistas macroeconómicos- es esperable que nuestro sector también amplifique esa recuperación, pero sin pasar de ratios modestos de actividad. En particular, creemos que la clase media no llegará a recuperar poder adquisitivo como para volver a ser protagonista de compras con crédito y que veremos resurgir, como ya está insinuándose tímidamente esquemas de inversión a través de fideicomisos al costo, con proyectos para el sector más rico de la población que puede pagar una propiedad en el tiempo que se demora en construirla».

Con una visión un poco menos optimista, Ezequiel Chomer, director de la desarrolladora que lleva su apellido, explicó que «no lo vemos tan sencillo al 2019, ya que si bien la situación tiende a recuperarse gracias a la calma del dólar y la lenta baja de las tasas, aún por las nubes, la dinámica electoral tan polarizada y con proyectos de país tan antagónicos van a diferir muchas decisiones de inversión para el momento en que el panorama está más claro, sea cual sea su resultado»

Dentro del costo de un metro cuadrado, la mano de obra (en pesos) se lleva la mitad. El resto son los materiales, muchos de ellos atados al valor dólar. Según datos de la consultora Reporte Inmobiliario, el costo para construir una vivienda en un barrio privado bajo casi 36% en dólares, con respecto a noviembre del año pasado.

lgcrealestateschool.com

Los agentes inmobiliarios también tienen su visión sobre la manera más correcta de seguir adelante. «Nosotros apostamos a productos como las Gaviotas de Canning, un loteo abierto sin expensas a metros de la ruta 52, que se comercializa en pesos y con financiación, lo que le permite al comprador final continuar reguardando su capital para llegar a tener su vivienda», le explica a BAE Negocios, Alejandro Mazzei, Presidente de Mazzei Propiedades. El directivo agregó que «a nivel político para que haya crecimiento se debe dar un giro muy importante en cuanto a las medidas económicas. Lamentablemente mis expectativas disminuyeron este año y deseo que realmente el 2019 exista ese cambio que tanto se anunció y aún no pudimos ver».

Balance

En el final del año, los actores del sector inmobiliario comienzan a hacer un balance que no es nada positivo.

Carlos Spina, director de Argencons, indicó que el mercado inmobiliario en 2018 «ha sufrido un retroceso importante a los avances de los últimos dos años. La incertidumbre generada por la devaluación, más los mensajes confusos que el mismo mercado entrega, sumado al alza de tasas e inflación generando dificultades para los créditos UVA, conspiró contra el buen desempeño».

En la misma línea, Emanuela Locatelli, Directora Comercial de Ayres Desarrollos señala que «en la primera mitad del año hubo mucho movimiento, con un dólar fijo, con costos altos en pesos, pero gran movimiento del mercado gracias a los créditos hipotecarios, con mayor demanda en zonas y producto específicos que subieron los precios de las propiedades. En la segunda mitad, la incertidumbre que generó la variación del dólar trajo aparejado un freno en las operaciones de ventas».

Fuente: BAE Negocios

Comments

comments