18 septiembre, 2018

Chocan visiones inmobiliarias; el futuro de la vivienda

www.remax.com.mx

Alejandra Barrales anunció que, en caso de ganar la Jefatura de Gobierno, no detendría el desarrollo inmobiliario en la Ciudad, pero sí establecería medidas para garantizar la transparencia en las nuevas construcciones.

Reconoció que en los últimos años el desarrollo inmobiliario ha sido uno de los temas más sensibles y conflictivos entre la ciudadanía, empresarios y Gobierno.

“Esto no tiene que trastocar la vida de los capitalinos, por el contrario. Hoy tenemos que redensificar muchas áreas de la ciudad. Necesitamos llevarle a la gente servicios, vivienda, esparcimiento. Necesitamos evitar que la gente siga durmiendo en un sitio de la ciudad y que trabaje en el otro extremo.

“No le vamos a tener miedo (al desarrollo inmobiliario), ni vamos por esas medidas populistas de decirle no al desarrollo y al avance”, enfatizó Barrales en entrevista.

La candidata de la coalición Por la Ciudad al Frente puntualizó que la Ciudad debe ir a una segunda etapa de desarrollo que debe basarse en el empleo, educación, y eso pasa por aprovechar el potencial de desarrollo inmobiliario.

Hay que promover las inversiones, insistió, apegadas a la legalidad.

“Con dos medidas fundamentales, transparencia, legalidad, combate a la corrupción, y por otro lado, diálogo y acuerdo.

“Aquí somos capitalinos todos y tenemos que buscar la forma de que esta ciudad nos siga garantizando un mejor lugar para vivir”, enfatizó.

VE DICTAMEN ÚNICO PARA CONSTRUCCIÓN

Claudia Sheinbaum, precandidata de Morena a la jefatura de Gobierno señaló que sería factible la creación de un dictamen único que pueda integrar el impacto urbano, ambiental y social en un solo documento para disminuir la tramitología y corrupción al construir.

Durante su intervención en el foro inmobiliario The Real State Show señaló que el estudio deberá ser evaluado y otorgado por un órgano interdisciplinario del Gobierno capitalino que incluya a la Secretaría del Medio Ambiente, Movilidad, Desarrollo Urbano y Vivienda para otorgar garantías al ciudadano e inmobiliarias con la finalidad de que la ciudad crezca ordenadamente.

“Hay que trabajar conjuntamente para que haya un solo estudio que sea integral y que realmente se vea cuál es el impacto del desarrollo inmobiliario, las medidas de mitigación que se requieren”, dijo.

La morenista expuso que otra de las alternativas para disminuir la corrupción en el sector inmobiliario sería la promoción de trámites electrónicos para evitar las mordidas con funcionarios públicos.

www.lgc.com.mx

También se pronunció por crear medidas de mitigación realmente efectivas pues las actuales son muy generales o particulares, sin contar con previa planeación, lo cual no ayuda resarcir los daños causados al medio ambiente que ocasionan las constructoras.

La precandidata a la jefatura de Gobierno por Morena, Claudia Sheinbaum también se pronunció respecto a las acusaciones del jefe de Gobierno, sobre el uso político del agua, pues dijo que es una práctica antaña.

CERTEZA JURÍDICA, NECESARIA EN EL SECTOR

“Estoy convencido de que el gobierno tiene que ser un facilitador de la inversión a partir de un intangible que se llama certeza jurídica. Si el inversionista sabe qué va a pasar, va a invertir, esa es la diferencia entre ciudades que crecen”, expresó el aspirante del PRI al Gobierno de la Ciudad de México, al participar en The Real Estate Show 2018.

Al dirigirse a los desarrolladores del país y extranjeros, señaló que éstos demandan reglas certeras en materia de desregularizaciòn. “Que en vez de dos años; los permisos se den en cuatro o seis meses, sin saltarse ningún requisito. Ustedes saben que el costo de la corrupción en materia de vivienda es del seis por ciento, el cual paga el consumidor”, dijo.

Arriola señaló que se requiere tala regulatoria, certeza jurídica para que la gente regrese a vivir cerca del Metro, cerca de sus lugares de trabajo para reducir los tiempos de trabajo.

Agregó que el Gobierno de la Ciudad es el Gobierno que no administra, por ello la solución es quitarlo. Al mencionar que la corrupción y la falta de certeza jurídica son el grave problema de inversión en la CDMX, puntualizó que la ciudad perdió cinco puntos del producto interno bruto de 1998 a 2013, es decir que se disminuyó el número de visitas de inversionistas.

Al finalizar su exposición señaló que se requiere un Gobierno que un garante de la seguridad y facilitador de los negocios. “Si administramos el Gobierno de la Ciudad vamos a incrementar la inversión en la infraestructura, en nuestra ciudad y en nuestro país”, concluyó.

Fuente: Excélsior

 

Comments

comments