24 noviembre, 2017

Baby boomers, potenciales para ofrecer mercado en renta

Existen alrededor de 15 millones de personas en México que forman parte de la generación baby boomers, de los cuales, 12.9 millones aún se encuentran laboralmente activos y de éstos, 60% percibe 7,203 pesos en promedio al mes, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Tener deudas altas con ingresos bajos en un mundo laboral cada vez más competitivo, es el escenario que muchas personas enfrentan diariamente. Por ello, es importante que antes de llegar a un punto insostenible busquen otras fuentes de ingresos que les ayuden a solventar sus gastos. Muchas veces podemos transformar nuestras posesiones en activos, sólo tenemos que saber identificar las oportunidades”, Kathy Quintero, vocera de Resuelve tu Deuda.

Explicó que las generaciones jóvenes aprovechan esquemas de arrendamiento compartido para ceder en privacidad lo que ganan en ubicación, que les facilita tiempos para desplazarse al trabajo, mayor calidad de vida en la zona, así como la urgencia por aprovechar sus ingresos en lugar de adquirir una vivienda, han impulsado el mercado de renta en los últimos años.

www.lgc.com.mx

“Esto abre una gran oportunidad para los baby boomers, ya que muchos de ellos vieron la adquisición de una casa como una inversión para su familia. No obstante, cuando los hijos crecen, se van y el inmueble antes ocupado queda disponible. Estos espacios pueden significar un ingreso si se acondicionan para un inquilino. De esta manera el patrimonio se vuelve un generador de ingresos”.

Detalló que según información del portal Inmuebles24, en la CDMX el precio de la renta inmobiliaria aumentó 2.9% durante el primer semestre de 2017, lo que suma un incremento de 4.6% en los últimos 12 meses. En consecuencia, rentar un departamento de 65 metros cuadrados genera un costo promedio de 12,030 pesos al mes.

Ante ello, el portal recomienda:

1. Evalúa las condiciones de la vivienda que rentarás. Ubicación, accesibilidad, servicios hasta el deterioro del inmueble pueden modificar el costo de la renta.

2. Utiliza la tecnología. Publica ofertas y encuentra inquilinos potenciales a través de internet. Plataformas como Airbnb te serán muy útiles.

3. Conoce a tu inquilino. Pide la información que pueda darte idea de su comportamiento: comprobante de ingresos, cartas de recomendación y aval, entre otros aspectos.

4. El contrato, infaltable. El documento siempre será necesario para resolver cualquier conflicto.

5. Mantente en contacto. No te desentiendas por completo de tu inquilino. Respeta su privacidad, pero conserva una buena comunicación con él.

Fuente: Real Estate

Comments

comments