19 octubre, 2019

Aprueba Seduvi 121 proyectos inmobiliarios para la CDMX

Las 245 solicitudes de dictamen de Estudios de Impacto Urbano que recibió la Seduvi son de proyectos de usos mixtos, habitacionales y comerciales

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México informó que, de los 245 proyectos inmobiliarios que solicitaron dictámenes de Estudios de Impacto Urbano, se ha dado respuesta a 225 casos, que representan el 92 por ciento.

Del total de solicitudes recibidas, que son para proyectos de usos mixtos, habitacionales, comercio o servicios de más de 5,000 m², la dependencia aprobó 121 proyectos inmobiliarios para la Ciudad de México, mientras que 104 fueron rechazadosen 11 se hicieron observaciones y están en proceso de presentar las modificaciones indicadas, y en nueve se espera la opinión técnica de otras instancias como Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) o la Secretaría de Movilidad (Semovi) para concluir con el dictamen.

La dictaminación negativa de los Estudios de Impacto Urbano de 104 proyectos se debió a tres motivos principales: carecían de la factibilidad de servicios hidráulicos (agua potable y drenaje), por temas de movilidad o por no contar con el visto bueno de la alcaldía correspondiente. Sin embargo, la Seduvi señaló que los desarrolladores tienen la posibilidad de readecuar sus proyectos para que su obra sea autorizada de manera positiva.

Cabe recordar que, desde diciembre de 2018, la Seduvi inició diversas mesas de trabajo con los desarrolladores, con el fin de exhortarlos a ajustar sus proyectos a los usos de suelo, zonificación, niveles y altura, porcentaje de área libre y construcción, así como el número de viviendas y densidad que señala la normatividad en materia de desarrollo urbano.

De esta manera, se garantiza un crecimiento urbano ordenado y apegado a los programas parciales o delegacionales, acordes a la vocación del territorio, equipamiento, áreas verdes y agua, además de que se promueve la legalidad de los inmuebles para que los compradores tengan certeza respecto a la calidad y suficiencia de los servicios públicos, y eviten conflictos al realizar otros trámites como la inscripción en el Registro Público de la Propiedad o la escrituración.

 

Fuente: Centro Urbano

Comments

comments