22 mayo, 2019

Acusan la falta de consenso contra contaminación regia

www.lgc.com.mx

La mala calidad del aire en Monterrey y su área metropolitana ha incrementado las enfermedades respiratorias, por lo cual es urgente que todos los sectores se pongan de acuerdo en las estrategias para reducir la contaminación dejando de lado los intereses particulares.

Así lo señaló Gerardo Mejía, catedrático del Departamento de Energías Sostenibles del Tecnológico de Monterrey, al ser entrevistado luego de participar en la evaluación de la Agenda Ambiental Ciudadana.

Esta Agenda es una investigación que pondera cinco de las prioridades ambientales en Nuevo León que deben ser atendidas para asegurar la calidad de vida de los habitantes del estado: calidad del aire, disponibilidad de agua, desarrollo urbano, gestión integral de residuos y biodiversidad.

“La contaminación se incrementó de la década de los 90 al 2000 y en esta última década se nota una cierta mejoría, pero hay que tomar en cuenta que la Refinería de Cadereyta bajó su capacidad de 200 mil barriles diarios a 110 mil.El problema es que si la Refinería vuelve a reactivar a los niveles que estaba, qué estaríamos diciendo al respecto”, indicó Mejía.

Entre las medidas que sugirió el profesor del Tecnológico se encuentra la reestructuración y mejoría del transporte urbano para que la gente deje su vehículo y se mueva más en transporte público.

Otra medida es que las industrias hagan un mayor esfuerzo para reducir sus emisiones contaminantes.

Mejía explicó que esto va a costar, pero es mejor invertir en el control de la contaminación que destinar recursos para mejorar la salud.

www.magnoeventoinmobiliario.com

“Yo creo que conviene mucho más la prevención y la historia muestra que conviene más invertir en prevención que en corrección”, refirió.

El catedrático del Tecnológico de Monterrey dijo que el problema hasta el momento es que cuando empieza el diálogo cada quien ve su interés.

“Falta un consenso para ver qué acciones se pueden llevar a cabo”, agregó Mejía.

Entrevistado aparte, Martín H. Bremer, especialista en sistemas geo ambientales y director de la empresa Soluciones Estratégicas e Innovación Sostenible, comentó que en materia de agua faltan acciones para garantizar el abasto en el futuro.

Una de estas acciones es hacer más eficiente el uso de agua para la actividad agrícola y otra es cambiar los sanitarios de las viviendas construidas antes del 2000 para reducir el consumo de agua.

Expresó que los sanitarios de viviendas construidas antes del 2000 consumen entre 16 y 20 litros, mientras que los nuevos consumen de cuatro a seis litros.

“Con este cambio podemos tener un ahorro de hasta 2 metros cúbicos por segundo”, agregó.

Fuente: El Financiero

Comments

comments